Por varias razones minuciosamente sopesadas, quien escribe este introito ,cuando necesito un teléfono celular nuevo, opto siempre por uno que operaria con el sistema Android, por varios años su marca favorita ha sido Samsun versión Galaxy aun consciente de su vulnerabilidad en el campo de la seguridad frente a su más connotado competidor que es Apple, todavía hoy día no ha dejado de reconocer que existen algunas cuestiones de utilidad que les hacen inclinar la balanza a favor de un teléfono Android, ahora bien, esas facilidades que hoy sigue valorando entiende que podría bien utilizar un teléfono sin ellas por tanto llego a la conclusión de admitir que no le queda otra alternativa que reconocer que no es de inteligentes confiar en un sistema que no garantiza seguridad a la privacidad.
Quien escribe confiesa que la información que más adelante comparte con ustedes le ha hecho cambiar de opinión a la hora de decidir el nuevo teléfono que debería escoger, da casi por seguro que su próximo teléfono celular no ha de ser un teléfono Samsun Galaxy S11, S12 ni S13 a menos que la compañía fabricante del teléfono de la marca mencionada pueda demostrar haber hecho las tareas necesarias en cuanto a los avances de su tecnología que tuviese como meta garantizar la sagrada y privacidad de los usuarios de dicho sistema operativo en los aparatos celulares.

 

Descubren más de una decena de aplicaciones potencialmente peligrosas y difíciles de atrapar .

La principal razón que les permitió a estos programas volar por debajo de los radares de seguridad es que, a diferencia de otros, cumplen con ofrecer lo que prometen.

La compañía de seguridad informática Bitdefender descubrió 17 aplicaciones para teléfonos móviles que, aunque no pueden ser catalogadas del todo como programas maliciosos (‘malware’), hacen uso de tácticas poco éticas para ocultar su presencia y bombardear al usuario con molestos anuncios y publicidad.
Esta semana la empresa publicó la lista completa en un informe. Se trata de aplicaciones de la tienda en línea Google Play, que incluye juegos, papeles tapiz y herramientas varias para el hogar y la oficina. A pesar de su potencial peligro lograron mantenerse en línea y esquivar los sistemas de revisión de Google, generando más de 550.000 descargas en total.

Entre las estrategias que les permitieron a estos programas volar por debajo del radar destacan la espera de 48 horas antes de esconderse dentro del dispositivo, dividir su código en múltiples archivos de recursos y esperar para mostrar sus anuncios hasta cuatro horas luego de ser instalados. No obstante, la principal razón es que, a diferencia de otros, cumplen con ofrecer lo que prometen a sus usuarios.

El sistema operativo Android presenta una vulnerabilidad ‘eterna’
Bitdefender explica que estas aplicaciones incluyen un componente secundario con el código malicioso, que imposibilita su detección inmediata como ‘malware’. De esta forma, quienes las instalan en un principio no notan ningún comportamiento de tipo ‘adware’ (programa que muestra automáticamente publicidad no deseada o engañosa), pero con el tiempo la visualización de publicidad resulta más frecuente, aunque ocurre en intervalos aleatorios. No hay forma detectar el patrón para saber cuándo se muestran, pero puede volverse molesto.

Según algunos usuarios, el comportamiento de estos productos también genera fallos en su propio funcionamiento —en el caso de los juegos, los anuncios de pantalla completa impedían jugar—, mientras que otros detectaron que provocaban un agotamiento inusual de la batería de sus ‘smartphones’.

Google fue notificado de la existencia de estos programas y en la actualidad están siendo puestos fuera de línea. Bitdefender subrayó que otras 17 aplicaciones que comparten las mismas prácticas fueron identificadas recientemente y recomendó instalar “soluciones de seguridad” en los móviles que permitan detectar ese tipo de amenazas o cualquier ‘software’ que genere riesgos potenciales.